Próximas actividades

Próxima actividad: todavía sin concretar.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Fiesta de Santa Catalina en Ruguilla

El sábado 26 de noviembre, en Ruguilla, pedanía de Cifuentes, hemos celebrado la Fiesta de Santa Catalina. La Asociación Cultural Santa Catalina de Ruguilla, en colaboración con los vecinos de la localidad, han sido los encargados de organizar las actividades festivas, tratando de recuperar y mantener su patrimonio cultural inmaterial.

Cartel de la jornada sobre el aguardiente en Ruguilla.


La gaita y el tamboril vuelven a escucharse en Ruguilla.
La música en la villa siempre ha tenido protagonismo. Las rondas de mozos, antaño, recorrían sus calles, alegrando el ambiente con la voz y esa música que hacían sonar con los instrumentos. El Tio Calicias con su gaita castellana o dulzaina, acompañado del Tio Duque con el tamboril, tocaban en Ruguilla y también en otros pueblos del entorno de la Alcarria. Como homenaje y en recuerdo de aquellos músicos, Luis Gonzalez pensó en traer de nuevo a Ruguilla la dulzaina y el tamboril, y hacerlos sonar en esta fiesta.


En Ruguilla, el vino se hacía y aún se sigue haciendo artesanalmente. Aunque los viñedos ya son pocos, aún podemos degustar el rico caldo que se elabora y almacena en las cuevas. La lluvia no ha impedido que a las 12:30, como estaba previsto, comenzase el recorrido y, como era la costumbre, han ido de cueva en cueva degustando el vino de cada una y saboreando un rico aperitivo. Así se recupera otra tradición. Todo ello amenizado por Luis y otros dos músicos más. ¡Una delicia para todos los sentidos!


Tras el aperitivo, a comer una rica caldereta en el bar. El bingo en la sobremesa sirvió como buena excusa para seguir sentados y recordar un juego de familia que se está perdiendo como tal.


Luis Sebastián nos ofreció en la bodega de su casa, una muestra didáctica del aguardiente, con paneles explicativos y alambiques funcionando. Luis nos contó todos los “secretos” de la elaboración de esta bebida espirituosa.

Demostración del proceso de producción artesanal de aguardiente con el alambique.

Y mientras esperábamos a que el aguardiente fuese saliendo, degustamos sus licores, de bonito color y aún mejor sabor, acompañados de bollos y también de rosquillas caseras elaboradas por Luis y su hermana Merce.



Gracias a Merce y a Luisa por las fotografías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario