Próximas actividades

Próxima actividad: todavía sin concretar.

martes, 27 de mayo de 2014

El camino de Val de San García a Moranchel



Fue un día largo y algo cansado, pero mereció la pena. El pasado sábado 24 de mayo comenzábamos la cuarta Jornada de Patrimonio de Cifuentes de este año 2014 a las 10 de la mañana. Luisa nos llevó por el Val para ver algunas de sus casas antiguas, muestra de la arquitectura popular de este pueblo tan encantador, incluyendo las pinturas de Lorenzo Vicente, el abuelo de Felipe y bisabuelo de Asun. Ambos, artistas y pintores, Lorenzo en el Val y Asun en Moranchel, bisabuelo y biznieta, uno al comienzo y la otra al final de la jornada.

Pinturas de Lorenzo Vicente en el Val
A las 10:30 se unía el grueso de participantes que venían desde Cifuentes. El día amaneció fresco y algo nublado, pero sin previsión de lluvia. Puntuales y según el horario previsto, más de 50 personas arrancamos en dirección a Moranchel guiados por Felipe, uno de los últimos “usuarios forzosos” de este antiguo camino de herradura, abandonado desde que en los años 60 y 70 emigrara gran parte de la población y se asfaltara la carretera que ahora lo une con Cifuentes.

Al poco de salir del Val, por el paraje conocido como Umbría de los Olmos

La primera parada fue en la calera que Felipe llama “la Carelluela”, donde Enrique nos explicó el porqué de la morfología del valle, los diferentes tipos de rocas y cómo era el proceso de obtención de la cal.

En el horno de cal (calera) del Val de San García.
Tras una breve subida llegamos a la paramera caliza en la que seguimos en fila india una tenue senda poco marcada entre el matorral. Menos mal que Natalia, Begoña y Enrique ya se habían ocupado antes de buscar el camino usando la foto aérea de los años 50 y de marcarlo con cinta de color.
El camino iba a ser largo, así que intentamos que las paradas no fueran muchas. Pero sí que nos íbamos parando a ver plantas interesantes que Alejandro y Meme iban identificando y explicándonos: la gayuba, que se usa como diurética, las similitudes y diferencias entre sabinas y enebros, las orquídeas y gladiolos silvestres tan espectaculares en estas fechas, la Rubia peregrina y su método de “peregrinar” enganchándose como el velcro...
Como en otras ocasiones, algunos tramos por el bosque necesitaban algo de poda y en el futuro tendremos que ir limpiando para facilitar el paso, ya que no hay ganado que cumpla con esa labor.
Al mediodía hicimos una parada de descanso y avituallamiento en el cruce con la antigua cañada, donde aprovechamos para que Felipe nos contara cómo hacía él de pastor para encender un fuego cuando la vegetación estaba mojada. Parece una tontería, pero tiene su técnica. Además, nos sirvió para aprender qué es el bálago, cómo usar los tallos del espliego y cómo es una "aliaga repompolluda". Más patrimonio cultural intangible en acción...
Enseguida retomamos el itinerario entre cultivos y bosquetes por caminos mejor marcados, pues a partir de Carracastillejos ya son habitualmente utilizados por los tractores para el acceso a los cultivos.

Bajando de la paramera cretácica
Hacia la Cañada Larga por el antiguo Camino de la Lana
Empezando la última cuesta, por los Corrales del Monte
Repechamos la última cuesta hasta el cruce con el camino que viene de Cifuentes, y que es por donde discurre un sendero de largo recorrido (GR-10) y la actual Ruta o Camino de la Lana. Luisa aprovechó para contarnos sobre los caminos a Santiago y el significado de este ramal que viene desde los puertos de Valencia y Alicante pasando por Cuenca.

Llegando a Moranchel nos fuimos directos al bar, pues ya se notaba el calor, la sed y cierto cansancio. Mientras los conductores volvían al Val a por los coches, descubrimos la sorpresa que nos tenían guardada: ¡una suculenta caldereta de cordero!

La caldereta que nos prepararon entre Quique y Deme... ¡para chuparse los dedos!
Comimos compartiendo también nuestras viandas, y tras los postres nos fuimos guiados por Teresa y Luisa a visitar la iglesia, el Pico de la Torre, la arquitectura popular de Moranchel, y los interesantes trampantojos de Asun dispersos por el pueblo. ¡Vaya una artista!

Esquema de situación de los trampantojos de Asun en Moranchel.
Observando uno de los más grandes, junto a la iglesia.
De vuelta al bar ya estaba Enrique afinando su rabel y, una vez más, nos preparamos para otra velada de canciones tradicionales. Para nuestra sorpresa, Pilar había escrito unas coplas castellanas sobre las jornadas de patrimonio de Cifuentes y que nos cantó acompañada de otras entusiastas. Puedes bajarte la letra de aquí.


Cantando coplas en el bar de Moranchel.
También cantamos el "Romance del Garcés", que son unas coplas recogidas en Morillejo sobre un crimen truculento ocurrido en 1919 en esa localidad. Puedes ver más información aquí.
Aunque parezca mentira, un partido de balompié que iba a haber a las 20:45 hizo que el grupo se fuera reduciendo poco a poco, con algunos apremiados por no perdérselo, y terminamos la velada a las 8 de la tarde, emplazándonos hasta el próximo sábado 21 de junio en Oter para hacer el antiguo camino a Carrascosa. Allí nos veremos.

¡Gracias a Pilar, Teresa, Eduardo y Enrique por las fotos!

Y para aprender más de Moranchel: http://moranchelcity.blogspot.com.es/
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario