Próximas actividades

Próxima actividad: todavía sin concretar.

lunes, 13 de junio de 2016

El Viaje a la Alcarria a su paso por Cifuentes

El pasado mes de junio, la Oficina de Turismo de Cifuentes ofreció visitas guiadas gratuitas para recorrer y aprender sobre los lugares más emblemáticos del camino que hizo Camilo José Cela a su paso por Cifuentes. Recorrido que luego dio a conocer con su libro Viaje a la Alcarria.

Cartel anunciador de las visitas guiadas.



Los cuatro sábados del mes de junio hemos recorrido con Luisa y “con Camilo José Cela” las calles de Cifuentes. En un alarde de imaginación, nos hemos adentrado en el Cifuentes de 1946, fecha en la que el autor hizo su viaje. Con su relato hemos revivido aquel tiempo, hemos recorrido calles y lugares, hemos “escuchado” a gente que ya no está...

Interior de la iglesia de El Salvador.
Púlpito de alabastro.
Pudimos ver el púlpito de la iglesia de El Salvador, que por cierto es de alabastro y no de jaspe, que en nada se le parece. El barrio judío y la sinagoga. El castillo al fondo de la calle Empedrada. Las tiendas en las que se vendía de todo. La casa de Emeterio Arbeteta, con sus “balcones franceses”. La albardería de “El Rata”, en la que se vendían objetos que hoy en día han quedado obsoletos porque ya no hay caballerías y ha hecho que la tienda haya muerto para siempre.

La calle Empedrada y la sinagoga.
Casa de Emeterio Arbeteta, amigo de Camilo José Cela.
Escuchando las explicaciones.
La balsa, que sigue igual, con los patos, aunque los que vio Cela eran domésticos y bajaban solos a beber. Parece como si el tiempo se hubiera detenido ahí. Pasamos junto al almacén de "Comestibles Finos”, al que Cela no hace alusión, pero que ha quedado como testigo mudo de aquellos años de la posguerra.

La Balsa del molino de Cifuentes.
La tienda de ultramarinos no ha cambiado desde la posguerra.
El camino de la fuente del Piejo y la fuente, quizá una de las más antiguas del pueblo. Con todo ello, el Ayuntamiento de Cifuentes ha querido hacer un pequeño homenaje para conmemorar el setenta aniversario del viaje, aunque el libro vio la luz dos años después.

El Paseo de la Fuente del Piejo, un clásico de las tardes cifontinas...
...y la Fuente del Piejo, de la que hay que beber para poder llegar a viejo.


¡Gracias a Mari Paz y Teresa por las fotos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario